Fecha de publicacion: 2019-07-04 / Categoria: Internacionales / Fuente: infobae
El nuevo liderazgo de la Unión Europea en tiempos de crisis
BRUSELAS - Aunque la importancia de la Unión Europea en el escenario mundial se ha incrementado, sus políticas se están fragmentando: los movimientos más pequeños e ideológicos, como los populistas y los nacionalistas, han logrado avances que debilitan a los partidos tradicionales que históricamente se ubican hacia el centro del espectro político.

Ante esta situación, los líderes del bloque europeo han llamado a los expertos que generan mayor consenso para dirigir sus instituciones clave. Estos son los principales funcionarios de esta etapa de la Unión Europea.

La ministra de defensa de Alemania, la dirigente de centroderecha Ursula von der Leyen, regresará a su ciudad natal, Bruselas, una vez que se confirme su cargo como directora de la Comisión Europea, la institución más importante de la UE que también fue dirigida por su padre, el político alemán Ernst Albrecht.

Doctora en medicina y economista de formación, también es miembro de la Unión Demócrata Cristiana, el partido de la canciller Angela Merkel. Es probable que en su nueva posición impulse una mayor integración europea lo que será música para los oídos de gran parte de los 32.000 funcionarios que integran su personal, pero no tanto para los líderes escépticos de países como Hungría y Polonia, a quienes les gustaría centrarse en las prioridades de sus naciones.

Von der Leyen fue la primera mujer en ser ministra de defensa de Alemania y anteriormente se desempeñó como ministra de Asuntos de Familia y Juventud en el gabinete de Merkel. Su objetivo de lograr una Europa más integrada (en 2015 le dijo al semanario alemán Die Zeit que le gustaría que sus nietos vivieran en un "Estados Unidos de Europa") podría ser difícil en un momento en que una parte pequeña pero importante de los países miembro revisa su compromiso con el bloque. También ha expresado su apoyo a la idea de tener un ejército europeo, una posición bastante extrema incluso entre los llamados federalistas a quienes les gustaría que algunas instituciones nacionales fuesen eliminadas y remplazadas por otras de la Unión Europea.

Una de las principales prioridades de Von der Leyen será supervisar la implementación de algún tipo de brexit. Aunque lamentó la retirada del Reino Unido de la Unión Europea, también dijo que esa situación ha generado un pragmatismo que es muy necesario en Europa.

Christine Lagarde, directora gerente del Fondo Monetario Internacional, presidirá el Banco Central Europeo. Lagarde, de 63 años, ha dirigido el FMI desde 2011, elevando su perfil, aunque no sin controversias, en medio de la crisis financiera mundial y la crisis de la eurozona.

Aunque no tiene una formación en economía, Lagarde fue una destacada abogada corporativa especializada en antimonopolio con una importante empresa con sede en Chicago, Baker & Mackenzie. Subió de rango para liderar a esa firma en Europa Occidental y se convirtió en su primera presidenta en 1999.

A mediados de la década de 2000, Lagarde volvió a la vida pública en Francia ocupando varios cargos en el gabinete de la presidencia de Nicolas Sarkozy, incluido el de ministra de Finanzas. A Lagarde se le atribuye la restauración del prestigio del FMI después de remplazar a Dominique Strauss-Kahn, quien fue acusado de agresión sexual en un caso que luego fue desestimado.

En 2011 se vio envuelta en una investigación de corrupción que involucró a un empresario francés, aunque ella misma no era sospechosa en el caso. En 2016, un tribunal francés declaró a Lagarde como culpable de negligencia en relación con el mismo caso, pero el tribunal no impuso una sanción.

Lagarde fue nombrada directamente para el Banco Central Europeo y su cargo no requiere confirmación. En general es considerada como una negociadora fuerte y enérgica, cualidades que necesitará para coordinar la política monetaria y las principales decisiones económicas de las 19 naciones, que incluyen a unos 340 millones de personas que usan el euro.

El nuevo presidente del Consejo Europeo será Charles Michel, el primer ministro en funciones de Bélgica, que aún no ha formado un gobierno tras las elecciones nacionales de mayo. A los 43 años, se encuentra entre los líderes europeos más jóvenes, aunque creció rodeado de política: su padre, Louis Michel es un dirigente liberal muy conocido que también se desempeñó como comisionado europeo.

Michel, quien al igual que su padre es miembro de un partido liberal, está acostumbrado a ser el político más joven en las diversas instancias que ha ocupado. Se convirtió en consejero provincial a los 18 años, fue el miembro más joven del Parlamento belga a los 23, al año siguiente fue ministro regional y en 2014 se convirtió en el primer ministro belga más joven con 38 años.

Como primer ministro, demostró ser eficaz para mantener unido al frágil gobierno de coalición de los nacionalistas flamencos de derecha y los liberales valones durante casi cinco años. La alianza finalmente se derrumbó a fines del año pasado, cuando los nacionalistas flamencos adoptaron una postura más dura respecto de la migración y lo detuvieron.

Michel es conocido por ser un hábil constructor de coaliciones, una habilidad útil en la política de Bélgica, y por su formas discretas y lenguaje diplomático, que a menudo genera espacios para el compromiso.

Este conjunto de habilidades será indispensable, ya que asume la difícil tarea de forjar un consenso entre los 28 líderes de la Unión Europea que están ideológicamente fragmentados. Probablemente en su nuevo rol tendrá que recurrir a su experiencia en relación con los gobiernos de extrema derecha y los miembros de partidos políticos no tradicionales, frente al populismo en aumento y el sentimiento antiinmigrante en toda Europa. Su posición no requiere confirmación de los miembros del Parlamento Europeo.

El cargo de alto representante de Política Exterior de la UE se considera menos prestigioso que otras posiciones institucionales principales pero su importancia ha crecido, especialmente a medida que el bloque intenta salvar su difícil acuerdo nuclear con Irán.

El hombre nominado para esa posición es Josep Borrell, de 72 años, socialista español, expresidente del Parlamento Europeo y actual ministro de Asuntos Exteriores de España en el gobierno de Pedro Sánchez.

Después de trabajar en la década de 1970 como ingeniero para Cepsa, una empresa petrolera multinacional española, Borrell fue elegido como concejal en un suburbio de Madrid. Rápidamente ascendió en las filas del Partido Socialista, obtuvo un puesto menor en el gobierno nacional en la década de los ochenta y se convirtió en un miembro electo del Parlamento español en 1986.

Sus credenciales de la Unión Europea son fuertes. En 2004 dirigió la agrupación de partidos socialistas en las elecciones al Parlamento Europeo y fue elegido como presidente de la institución, cumpliendo un mandato completo que terminó en 2009.

Las controversias de corrupción lo han perseguido a lo largo de su carrera. Se retiró dos veces en medio de investigaciones por corrupción política entre miembros de su séquito: una vez como líder del partido socialista a fines de la década de 1990 y una segunda vez como presidente del Instituto Universitario Europeo, ubicado en Florencia, Italia, en 2012.

Hizo una reaparición política en 2017 como uno de los opositores más abiertos de la secesión catalana de España. Fue nombrado ministro de Relaciones Exteriores en junio de 2018 y se postuló con éxito para el Parlamento Europeo en mayo, pero renunció a su puesto para permanecer en el gobierno español. Borrell tendrá que ser confirmado por el Parlamento Europeo.

 

.


Otras Noticias

Compra Venta
Dolar 6.300 6.400
Real 1.480 1.510
Dolar x Real 4.20 4.28
13-01-2020
Tiempo Local
Seguinos
 

2020 Amambay Ahora. Todos los derechos reservados
hosting by HOSTIPAR.com