Fecha de publicacion: 2020-01-14 / Categoria: Nacionales / Fuente: Ultima hora
El litigio por la estancia de Da Mota ocasionó varios asesinatos
Proceso por caso Messer permite conocer un historial de crímenes y narcotráfico. SICARIATO. El abogado Pedro Casañas Lial (padre de Casañas Levi) fue una de las víctimas.

El abogado Pedro Casañas Lial había llegado a la región de Pedro Juan Caballero para atender el litigio de tierras en que la familia Cordone le reclama al empresario fronterizo Antonio Joaquim da Mota por la apropiación de una finca rural, cuando un sicario llegó a bordo de una motocicleta y lo mató de varios disparos en la cabeza.

El asesinato ocurrió el martes 25 de abril de 1995 y nunca fue totalmente esclarecido. Casañas Lial, de 53 años de edad en ese entonces, era un destacado abogado asunceno, que fue a almorzar en casa de una familia amiga, en la ciudad brasileña de Ponta Porá. Estaba llegando a bordo de un auto escarabajo cuando el atacante lo mató.

“Casañas Lial era el abogado de nuestra familia. Fue asesinado cuando viajó para atender nuestra causa, en la que pedimos la restitución de la estancia de nuestro abuelo, Cirilo Cordone, que el padre de Antonio Joaquim da Motta, el narcotraficante Joaquinziño da Mota, junto a otras personas, le habían arrebatado por la fuerza en 1971, cuando también mataron al capataz a balazos. El asesinato del abogado Casañas Lial era una clara advertencia de lo que le sucedería a cualquier persona con los trámites judiciales”, destaca Jorge Propp Cordone, uno de los herederos que reclaman la restitución de las 8.437 hectáreas de tierras en donde ahora está asentada la Agroganadera Aquidabán, de Antonio Joaquim Da Mota.

“Así es, recuerdo que mi padre fue abogado de los Cordone”, confirma el reconocido abogado José Casañas Levi, quien dirige la Fundación Pedro Casañas Lial en homenaje a su progenitor, dedicado a la investigación en ciencias sociales y jurídicas.

UNA SORPRESA

Aunque en la zona fronteriza del Amambay todos conocían la historia del brasileño Joquinziño da Mota, a quien el ex juez Adalberto Fox considera como el segundo en la estructura del narcotráfico en los años 80, por detrás de Fadh Yamil, causó una gran sorpresa que su hijo, el empresario Joaquim Antonio da Mota aparezca ligado al esquema de lavado de dinero de Darío Messer, y que haya sido apresado por la Policía Federal brasileña en noviembre último, junto a su esposa Cecy Mendes Goncalves y dos de sus hijos, operativo en el que también se involucra al ex presidente paraguayo Horacio Cartes. “Conocíamos la historia de Joaquinziño, pero aquí teníamos otra imagen de su hijo Antonio da Mota, considerado un gran inversor en empresas industriales”, destaca el senador Juan Bartolomé “Ancho” Ramírez, ex gobernador del Amambay.

Ramírez señala que el litigio por las tierras entre los Cordone y los Da Mota es de antigua data. “Recuerdo que Pedro Casañas Lial fue el primer abogado de los Cordone para intentar recuperar las tierras que Joaquinziño le quitó a don Cirilo Cordone y probablemente por eso lo asesinaron. Fue un crimen que causó mucho impacto en su momento”, indica.

GUERRA CRIMINAL

En parte de la propiedad que los Cordone reclaman se encuentra la estancia de la Agroganadera Aquidabán, en donde la Secretaría Nacional Antidrogas encontró 159 bolsas con 3.485 kilos de marihuana en junio de 2017. En esa misma estancia estuvo oculto durante un tiempo el doleiro (lavador de dinero) Darío Messer, a mediados de 2018, mantenido oculto por su socio y cómplice Antonio Joaquim da Mota, según acusa la Fiscalía del Brasil.

La guerra criminal por las tierras ocasionó otro asesinato, el de Roberto Jean Duarte Oliveira, el 26 de marzo de 2014. Era el propietario de la estancia Gracia de Dios SA también vinculado al narcotráfico y establecido en las tierras reclamadas por los Cordone. Dos sicarios en motocicleta lo acribillaron detrás de la sede de la Aduana de Pedro Juan Caballero.

“Solo ayudé a gente despojada de sus tierras”

“No soy parte de ninguna rosca mafiosa que supuestamente quiera arrebatar la propiedad a nadie. Por el contrario, me involucré en este caso para ayudar a una familia que fue despojada de sus tierras y que busca recuperarla”, dijo el senador liberal Juan Bartolomé Ancho Ramírez en entrevista con Última Hora.

El legislador respondió de este modo al abogado Felino Amarilla, defensor de la Agroganadera Aquidabán SA, de Antonio Joaquim da Mota, en el conflicto por tierras en el que la familia Cordone pide recuperar una propiedad que presuntamente el narcotraficante Joaquinziño da Mota despojó al inmigrante Cirilo Cordone en 1971.

En un reportaje publicado el domingo por este diario, Amarilla acusó que el senador Ramírez integra una rosca mafiosa con el ex ministro de Justicia Óscar Bajac y otras personas, y que habían inventado un título falso de propiedad para intentar quedarse con la tierra de los Da Mota y otros propietarios.

“Felino Amarilla usa medias verdades para intentar defender a sus clientes. Conozco a los Cordone desde hace tiempo y acompaño su reivindicación histórica. Se quedaron sin abogado cuando asesinaron a Pedro Casañas Lial en 1995. En el 2013 yo les puse en contacto con dos colegas, Pedro Miliciades Duré y Julio Javier Ríos, para que les ayuden en la defensa, porque todos los abogados tenían miedo. Esa fue toda mi participación, pero Amarilla los atacó duramente”, dijo.

Actualmente el caso tuvo un viraje inesperado, cuando Antonio Joaquim da Mota y sus familiares acabaron presos e imputados por el Operativo Patrón - Lava Jato en Brasil, como cómplices de Darío Messer, pero también se los vincula con hechos de narcotráfico. “Esperamos que la Justicia resuelva estos casos, como el conflicto por las tierras”, indica el legislador.

.


Otras Noticias

Compra Venta
Dolar 6.300 6.400
Real 1.480 1.510
Dolar x Real 4.20 4.28
13-01-2020
Tiempo Local
Seguinos
 

2020 Amambay Ahora. Todos los derechos reservados
hosting by HOSTIPAR.com