Mundo
Fecha de publicacion: 2021-04-29 / 09:35:13 / Fuente: EFE
Brasil se acerca a los 400.000 muertos por coronavirus tras registrar 3.163 en las últimas 24 horas
El país reportó, además, 79.726 nuevos contagios, con lo que el balance total se sitúa por encima de los 14,5 millones de infectados

Brasil se acerca a los 400.000 muertos por coronavirus (REUTERS/Ueslei Marcelino)

Brasil, uno de los países más afectados por la pandemia de coronavirus a nivel mundial, reportó este miércoles 3.163 nuevas muertes por covid-19 y acumula ya 398.185 fallecidos desde el inicio de la crisis sanitaria hace catorce meses, según informó el Gobierno.

De acuerdo con el boletín del Ministerio de Salud, el país registró 79.726 contagios en las últimas 24 horas, con lo que el balance total se sitúa ahora por encima de los 14,5 millones de positivos.

El ritmo de infecciones y decesos vinculados a la enfermedad ha descendido ligeramente en las últimas dos semanas, aunque continúa en niveles elevadísimos, con el sistema público de salud todavía fuertemente presionado en buena parte del país.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), Brasil es el segundo país con mayor número de muertes, por detrás de Estados Unidos (567.327), y el tercero con más casos, después de la nación norteamericana (31,8 millones) e India (18 millones), convertido ahora en el mayor foco global de la pandemia.

A pesar de esa tímida desaceleración de la pandemia, el ministro de Salud de Brasil, Marcelo Queiroga, pidió este miércoles a la población no bajar la guardia y respetar las medidas sanitarias, como el uso de la mascarilla y el distanciamiento social.

“Estamos todavía en un momento de mucha seriedad, con un número de fallecidos muy alto”, manifestó el ministro en una rueda de prensa.

El sector sanitario se mantiene al borde del colapso en gran parte del país (REUTERS/Amanda Perobelli)

Según datos oficiales, en los cuatro primeros meses de este año Brasil ha contabilizado más fallecidos por covid-19 que los 194.949 registrados en todo el 2020.

Esta segunda ola de la pandemia, más virulenta y letal que la primera, empezó de forma muy tímida en noviembre pasado y terminó de desatarse en los primeros meses de este año, cuando el país superó de forma sucesiva sus récords de contagios y muertes.

El máximo diario de positivos lo alcanzó el 25 de marzo, con 100.158, y el de óbitos el 8 de abril, cuando reportó 4.249 fallecidos.

Ese crecimiento exponencial vino provocado, en parte, por la circulación de variantes del virus con un mayor poder de infección, entre ellas dos de origen brasileño, las conocidas como P.1, detectada en primer lugar en Manaos, y P.2, de Río de Janeiro.

La P.1 se ha convertido en la cepa dominante en varios estados del país, entre ellos San Pablo, que contabiliza hasta la fecha casi 95.000 muertes y 2,9 millones de contagios, y llegó a tener sus unidades de cuidados intensivos con el 90% de las camas ocupadas.

Según un reciente estudio del Instituto Adolfo Lutz, un laboratorio de referencia a nivel nacional, el 90% de los casos de coronavirus registrados en San Pablo corresponden ya a esa nueva variante P.1.

Manifestantes protestan contra Jair Bolsonaro por su gestión al frente de la pandemia (REUTERS/Bruno Kelly)

Las autoridades determinaron que esa nueva cepa podría ser entre 1,7 y 2,4 veces más transmisible y capaz de evadir la inmunidad obtenida por la infección con otras cepas.

Con respecto a la vacunación, el Instituto Butantan de San Pablo inició este miércoles la producción de la Butanvac, el primer inmunizante contra el coronavirus desarrollado en el país.

“El Butantan comienza hoy a producir el primer lote de un millón de dosis de la Butanvac, que será producida integralmente” por el instituto “sin la necesidad de importar materia prima del exterior”, informó en una rueda de prensa el gobernador del estado más poblado del país, Joao Doria.

El viernes pasado, la entidad paulista solicitó a la Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria (Anvisa), la máxima autoridad sanitaria del país, permiso para empezar las fases 1 y 2 de los ensayos clínicos en humanos.

Brasil inició la producción de Butanvac, su primera vacuna contra el COVID-19 (REUTERS/Leonardo Benassatto)

Sin embargo, Anvisa pidió este martes informaciones adicionales sobre la fórmula para poder liberar la realización del que será el primer estudio de la Butanvac en humanos, pues hasta ahora sólo ha sido probada en animales.

Aun así, las autoridades paulistas han querido anticiparse a ese análisis del órgano regulador y empezar la producción de su candidata, con la previsión de tener listas 18 millones de dosis el próximo 15 de junio más allá de la eventual fecha de aprobación.

“Las dosis ya en producción en el Instituto Butantan serán almacenadas y suministradas a la población después de la autorización de Anvisa, lo que debe ocurrir en el segundo semestre”, aseguró la entidad en un comunicado.



Otras Noticias

Compra Venta
Dolar 6.450 6.620
Real 1.160 1.200
Dolar x Real 5.48 5.57
05-05-2021
Tiempo Local
Seguinos
 

2021 Amambay Ahora. Todos los derechos reservados
hosting by HOSTIPAR.com